Categorías
Uncategorized

Juan Bish, una enciclopedia viviente

Funakoshi dijo: «Si quieres conocer katas, pregunta a Mabuni». Yo puedo afirmar: «Si quieres conocer katas, pregunta al maestro Juan Bish».

Aprovechando su visita a Granada, para impartir un seminario de Kobudo Matayoshi no dejé escapar, en esta ocasión, su visita para organizar el viaje y poder compartir con mis compañeros del club Seipai de Granada este evento.

Como siempre, agradecerles la atención a Paco y a todos ellos por acogerme como en casa. Y especialmente me gustaría agradecer al maestro Juan Bish, que me llamara personalmente tres semanas antes del curso para asegurarse que me había enterado del mismo e invitarme a asistir.

Comenzamos con un trabajo de kata de shuto uchi que nos sirvió de calentamiento e introducción a tres katas personales del Maestro Bish para cuchillo y su variante para defensa policial.

Tras un intenso trabajo sobre las bases y técnicas de desarmes pasamos al estudio de uno de los katas del maestro Mabuni Kenwa, Kensho.

Además del kata, el maestro nos puso en contexto el kata, el por qué de sus formas, de su respiración y las pertinentes correcciones para entendiéramos el qué y el por qué de esa forma.

Se nota que ha sido maestro de profesión, es una de las personas más didácticas que me he encontrado en el mundo de las artes marciales. Si Juan Bish te explica algo, es difícil que no logres entenderlo. Hacerlo bien ya depende de totalmente de ti y de tu entrenamiento.

Si quieres conocer Katas, pregunta a Juan Bish…

Después de un agradable almuerzo, lleno de anécdotas, historias y un interesante debate sobre de dónde viene nuestro estilo y a donde va, retomamos la práctica. Esta vez 100% Kobudo Matayoshi.

Trabajamos katas de nunchaku, bo, sai y tonfa, para unificar los puntos críticos de la escuela y dejar bien marcado el camino a seguir, sobre todo para los que se inician o llevan poco tiempo en Kobudo Matayoshi. Como dice el propio Juan: «para los veteranos ya es diferente».

No me gustaría cerrar esta breve crónica si agradecerle también a Víctor su labor como asistente y la agradable charla durante el almuerzo.

Ha sido un placer asistir a este seminario y personalmente, vuelvo a disfrutar de nuestro arte como hacía tiempo que no disfrutaba.

P.D. Opinión Personal: Es una pena que teniendo maestros de este nivel, no sepamos reconocerles todo el mérito que se merecen. A buscamos fuera lo que tenemos dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *